Uno para todos: la estandarización de los equipos médicos

December 03, 2019

La fundación North West Anglia NHS Foundation Trust atiende aproximadamente a 700.000 residentes de los condados de Cambridgeshire, South Lincolnshire y otros próximos a estos. Esta fundación se creó en abril del 2017 e incluye tres hospitales (Hinchingbrooke, Peterborough City and Stamford y Rutland), además de clínicas comunitarias en Ely y Doddington.

Jim McWilliams, director adjunto de Servicios técnicos del Hinchingbrooke Hospital de Huntingdon, comprende las ventajas de la estandarización del equipamiento médico para médicos y la fundación North West Anglia NHS Foundation Trust. Junto con un colega del Peterborough City Hospital, McWilliams es el responsable de todo el equipamiento médico de la fundación. Como él mismo explica:

"Nuestra función en los servicios técnicos es buscar equipos que se usarán con los pacientes, garantizar que adquirimos los sistemas más adecuados y que todos los servicios de mantenimiento rutinarios y las reparaciones se realicen según esté previsto, así como desechar los dispositivos al final de su vida útil.

Cuando el personal médico necesita un equipo nuevo, examinamos juntos las diferentes opciones disponibles y hacemos la elección adecuada para la fundación. Basamos esta decisión en una combinación de utilidad médica y factores como la logística, los requisitos de mantenimiento y los costes de compra y mantenimiento. Si recibimos una solicitud para reemplazar un equipo, examinamos el estado del sistema existente, teniendo en cuenta la opinión del equipo médico, antes de tomar una decisión de compra final".

Puesto que tenemos el personal y los equipos diseminados por distintos centros, no deben infravalorarse las ventajas de estandarizar el equipamiento. McWilliams prosigue:

“Los centros de Hinchingbrooke y Peterborough son bastante distintos; el edificio principal del Hinchingbrooke tiene más de 30 años y el Peterborough City es un centro diseñado con un fin específico que se inauguró en el 2010, por lo que tienen necesidades de equipamientos sorprendentemente diferentes. Por ejemplo, en la sala de operaciones del Peterborough se usan sistemas Sonosite X-Porte POCUS para la anestesia, pero son demasiado grandes para las salas de anestesia mucho más pequeñas (o a veces inexistentes) del Hinchingbrooke que, en su lugar, tiene los sistemas S Series, más compactos. De todas formas, el hecho de usar instrumentos del mismo proveedor es beneficioso para ambos hospitales. El personal que trabaja en ambos hospitales es quien más se beneficia de tener equipos del mismo fabricante. Por ejemplo, si un anestesista de Peterborough viene a cubrir un turno en Hinchingbrooke, ya conocerá el equipo y solo tendrá que llegar y empezar a usarlo.

Esta familiaridad también es beneficiosa desde el punto de vista del mantenimiento, ya que significa que nuestros técnicos deben aprender el funcionamiento de menos sistemas, lo que reduce los requisitos de formación y solo tenemos que trabajar con un punto de contacto, en lugar de con varios fabricantes. El hecho de utilizar los mismos sistemas en toda la fundación nos facilita la vida a todos".

Los requisitos de fiabilidad y mantenimiento de sistemas también son importantes al tener en cuenta el coste total de propiedad de cada equipo. Jim continúa:

"Desde el punto de vista del mantenimiento, mi filosofía básica es evitar que haya equipos en mi departamento: deben estar en el entorno médico, utilizándose con los pacientes. La experiencia nos demuestra que algunos sistemas deben repararse con más frecuencia que otros, así es posible que desaconsejemos la compra de dispositivos que han necesitado mucho mantenimiento en el pasado y recomendamos a la fundación sistemas que tienen un buen historial de funcionamiento sin problemas.

Este ha sido el caso con los sistemas de ecografía Sonosite que hemos utilizado en el Hinchingbrooke durante muchos años. A medida que los procedimientos guiados mediante ecografía se fueron popularizando, especialmente una vez que se publicaron las directrices del NICE, invitamos a otras empresas a que nos hicieran demostraciones con sus ecógrafos. Sonosite siguió siendo la elección favorita de los médicos, y desde entonces seguimos trabajando con esta empresa. Desde nuestra perspectiva, valía la pena seguir con unos dispositivos que habían demostrado su fiabilidad; además, tenemos una gran cantidad de sistemas Sonosite que en pocas ocasiones han necesitado reparaciones. De hecho, el 180PLUS original todavía funciona después de 13 años. Esto nos ha permitido forzar una buena relación laboral con los ingenieros de Sonosite, lo que nos resulta muy beneficioso. Nos encontramos en una buena situación".

Descubra por qué los hospitales prefieren los sistemas Sonosite

¿Por qué elegir un ecógrafo Sonosite?

El crecimiento de los ecógrafos portátiles en la atención primaria

El hospital sigue con sus esfuerzos para reducir el exceso de recetas de opiáceos

Compartir