Un futuro sólido para los ecógrafos en el punto de atención en cuidados intensivos

December 09, 2019

Los ecógrafos en el punto de atención (POCUS) se han convertido en una herramienta consolidada para la evaluación y el diagnóstico rápidos de pacientes en diversas disciplinas médicas, no únicamente en el entorno de alta presión de la medicina de cuidados intensivos.

El Dr. Timm Steuber, consultor principal y responsable de la UCI del hospital Evangelisches Krankenhaus Unna, en Alemania, comenta su uso cotidiano de las ecografías y por qué considera que POCUS es cada vez más importante. El Dr. Steuber empezó su carrera profesional como paramédico antes de formarse en medicina y especializarse en anestesia. En su puesto como médico de helicóptero, reconoció rápidamente las ventajas de disponer de POCUS en situaciones de emergencia, y cree que sus ventajas se extienden lógicamente a la UCI.

“Los médicos de urgencias o de la UCI no siempre pueden llamar a especialistas de otros departamentos para que les ayuden con los pacientes, y por eso el personal clínico que sepa usar POCUS puede ser primordial para salvar vidas”, opina el Dr. Stueber. Ha recalcado la importancia de las ecografías:

“Es fundamental realizar una exploración ecográfica rutinaria a todos los pacientes admitidos en la UCI porque nos proporciona información clínica útil. POCUS es una herramienta excelente para ayudar en el diagnóstico y un medio para acelerar las terapias; nos puede ayudar a reducir el número de posibles diagnósticos diferentes a pocas posibilidades en cuestión de minutos. Apenas usamos radiografías o TAC para la evaluación torácica porque, aproximadamente el 90 % de las veces, podemos identificar el problema mucho más rápidamente mediante ecografías. Para los procedimientos sencillos, como la colocación de vías, el uso de ecografías es especialmente indispensable y obligatorio para el paciente; nos permite localizar claramente la aguja, lo que disminuye el tiempo necesario para colocar un catéter y reduce drásticamente el número de complicaciones a pesar de las variaciones en la anatomía de los pacientes. Los ecógrafos en el punto de atención son una herramienta de rutina para nosotros, y la mayoría de nuestros pacientes en estado crítico son sometidos a varias exploraciones al día para supervisar su estado”.

El Dr. Steuber ha destacado la importancia de un programa de formación bien diseñado:

“Los médicos jóvenes representan el futuro de la medicina y cada vez son más conscientes de la importancia de las ecografías para mejorar la calidad de la atención al paciente en urgencias y la UCI. Nuestro programa de formación en Unna es muy popular, y estamos preparando la formación ecográfica para nuestros compañeros de otros departamentos del hospital. Nuestro equipo estándar para enseñanza es el sistema SonoSite X-Porte, que tiene una pantalla grande para demostraciones. También es muy accesible, lo que es sumamente beneficioso para los usuarios sin experiencia, ya que les permite aprender en un sistema que es intuitivo y no demasiado complejo de usar. Además, cuenta con una superficie limpia, fácil de esterilizar, lo que es importante para controlar las infecciones en la UCI. Si me encuentro con unas características anatómicas inusuales o una afección interesante en mi trabajo diario, siempre recurro al sistema X-Porte para estudiarlas con mayor detalle, gracias a su imagen en alta definición y la pantalla de gran tamaño”.

El Dr. Steuber también emplea habitualmente un sistema SonoSite iViz, tanto en la UCI como cuando está de guardia. En su opinión:

“El sistema iViz es más ligero y compacto, lo que hace que sea muy útil para llevarlo en los desplazamientos de urgencias. Hace poco lo he podido comprobar de primera mano, al atender a un paciente que se había desmayado al día siguiente de una operación. Con el ecógrafo nos dimos cuenta inmediatamente de que el lado derecho del corazón se le había dilatado debido a un tromboembolismo pulmonar agudo provocado por una trombosis venosa profunda en la pierna. Detectar este problema tan rápido, en cuestión de cinco minutos, nos ayudó a iniciar el tratamiento específico inmediatamente y así preservar el funcionamiento del hemicardio derecho. El resultado podría haber sido muy diferente si no se hubiese identificado el problema tan rápido y hubiésemos tenido que esperar a la intervención de un especialista. Estamos pensando incorporar el sistema en más situaciones de urgencia en el hospital, ya que nos facilita obtener un diagnóstico y un tratamiento más rápidamente”.

El Dr. Steuber concluye:

“Nuestros sistemas ecográficos en el punto de atención son perfectos para muchos procedimientos, desde la ecocardiografía hasta la punción venosa central. Con ellos optimizamos nuestro flujo de trabajo y aumentan la eficiencia de los departamentos de urgencias y de la UCI, además de los pronósticos de los pacientes”.
Compartir