Guías ecográficas en acceso vascular pediátrico

November 08, 2017

Cada año se colocan más de cinco millones de catéteres venosos centrales (CVC) en los hospitales, convirtiéndolo en uno de los procedimientos invasivos más frecuentes en el servicio de urgencias Aunque las recomendaciones NICE para la colocación de CVC ecoguiados en adultos y niños se presentaron por primera vez en el 2002 en el Reino Unido, el Dr. James Bennett, médico especialista en anestesiología en el hospital infantil de Birmingham, nos cuenta que el debate se ha trasladado de si se debe utilizar la ecografía para el acceso vascular a qué información y garantías de seguridad puede proporcionar, especialmente en pediatría. 

"La unidad de trasplantes del Hospital Infantil de Birmingham (que forma parte del completo hospitalario Materno Infantil de la NHS Foundation Trust de Birmignham) realiza unos 35 trasplantes hepáticos y 12 renales al año, así como un menor número de trasplantes intestinales, siendo uno de los dos únicos centros que realiza este procedimiento en todo el Reino Unido. Los niños con enfermedades hepáticas son un grupo especialmente difícil en lo referente al acceso vascular y en particular aquellos que presentan afecciones intestinales. Muchos han perdido una parte importante del intestino y han recibido alimentación parenteral por vía intravenosa pueden haber perdido varias venas centrales como consecuencia de la técnica de inserción usada anteriormente o simplemente por haber tenido un catéter implantado durante largos periodos de tiempo.

 

"En los últimos 15 años, la ecografía en el punto de atención (POC), se ha convertido un instrumento esencial para ayudar de forma rápida y segura a los anestesistas, así como a todos aquellos profesionales con experiencia en distintas prácticas que asiduamente insertan vías. Sin embargo, en determinadas áreas pediátricas más especializadas, concretamente en el acceso venoso de larga duración como por ejemplo el catéter Hickman en niños con cáncer, los programas de formación oficial son todo un reto.

"Por ejemplo, mientras el plan de estudios de los anestesistas cuenta con un módulo de acceso venoso central, apenas toca el acceso vascular de larga duración. La seguridad del acceso venoso central es un asunto de interés para la Asociación de Anestesistas de EE. UU. El año pasado publicó un documento orientativo sobre el acceso vascular.

"Entretanto, actualmente en el Hospital Infantil de Birmingham siempre se utiliza la guía ecográfica para colocar un CVC y es cada ves más frecuente en vías arteriales y el difícil acceso venoso periférico. La guía ecográfica está adquiriendo un valioso papel en la anestesia regional como por ejemplo en el bloqueo del plano trasverso del abdomen (TAP) para mejorar la analgesia tras una intervención a un niño.

"La guía ecográfica es el recurso de elección del equipo de acceso vascular, cuya práctica incluye muchos casos de gran dificultad. En estos momentos, en el departamento contamos con tres equipos portátiles. Aunque no son los modelos más modernos del mercado, proporcionan la calidad de imagen y fiabilidad necesarias. Por otra parte, resulta de gran utilidad el pequeño tamaño y su fácil transporte. Esto permite que se pueda manejar entre las muchas piezas de la equipación que normalmente se necesita en el quirófano a menudo abarrotado .

"En realidad, la mayoría de las inserciones vasculares con la guía ecográfica en tiempo real son verdaderamente sencillas. De hecho, rara vez el acceso a la vena es un factor limitante de tiempo, a menos de que se trate de un caso especialmente difícil. Por supuesto, la principal ventaja es la seguridad. Permite un rápida identificación del vaso adecuado y a continuación, guiar la aguja de canalización evitando dañar otras estructuras. Por tanto, la mayoría de estos procedimientos se realizan en el primer paso sin complicaciones. Se ha convertido en un ejercicio puramente técnico. 'Es una aguja por una vena, tan sencillo como eso'.

"Las habilidades más avanzadas se reservan para los casos difíciles en los que la ecografía POC juega un papel fundamental. Mediante la ecografía podemos identificar venas estrechas o bloqueadas, así como vasos colaterales o aberrantes. Normalmente, permite ahorrar tiempo ya que es fácil identificar una vena bloqueada y por tanto elegir un lugar distinto de acceso. El uso de la ecografía doppler también permite estudiar el torrente de los vasos.

"En un acceso vascular, la ecografía POC no solo guía a la aguja sino que aporta información sobre la anatomía vascular necesaria para colocar una vía de forma segura"

 

Descubra cómo utilizar la ecografía a pie de cama en el acceso venoso central

Compartir