Fujifilm SonoSite y Partners HealthCare lanzan una iniciativa de inteligencia artificial

July 31, 2019

FUJIFILM SonoSite, Inc. ha anunciado el lanzamiento de una relación estratégica con Partners HealthCare para aplicar la inteligencia artificial (IA) a aplicaciones POCUS. Las dos empresas colaborarán para utilizar modelos basados en IA que ayudarán a los médicos en el diagnóstico y mejorarán la calidad de la asistencia sanitaria. La colaboración se llevará a cabo a través del MGH & BWH Center for Clinical Data Science y aprovechará los amplios activos de datos, la infraestructura de computación y la experiencia clínica del sistema de Partners HealthCare.

Rich Fabian, presidente y director de operaciones de FUJIFILM SonoSite, Inc., ha dicho de la nueva empresa: “Estoy orgulloso de que podamos ofrecer a nuestros clientes tecnología mejorada con IA para ampliar el uso que hacen de las ecografías, aumentando la calidad de la atención que pueden prestar mientras ahorran dinero a nuestro sistema sanitario”.

El Dr. Diku Mandavia, vicepresidente ejecutivo y director médico de Fujifilm SonoSite, Inc. espera con impaciencia las innovaciones logradas mediante la asociación.

“Esta colaboración está totalmente centrada en integrar la IA en los ecógrafos portátiles con el objetivo de ayudar en la interpretación de imágenes 2D junto con el tipo de automatización que nos permitirá aumentar la accesibilidad de esta tecnología crucial sin dejar de aportar un elevado valor diagnóstico”.

En un artículo de mayo de 2019 publicado por la POCUS Certification Academy, el Dr. Victor Rao expresó su opinión sobre la fusión de la IA con POCUS, que se refería a los avances que mencionaba el Dr. Mandavia. El Dr. Rao comienza por tratar las áreas de experiencia y formación. Para convertirse en un experto en POCUS hay que tener la mentalidad de conseguir la perfección a través de la práctica, como explica el Dr. Rao:

“La ecografía es una modalidad práctica, lo que significa que hay que realizar exploraciones con frecuencia para lograr ser más eficiente al explorar a los pacientes, así como explorar a pacientes complicados o con limitaciones cuya anatomía no sea tan sencilla de visualizar con ecografías debido a los hábitos corporales o a alguna deformidad”.

Aquí es donde entra en juego la tecnología de la IA. La IA puede ayudar a los usuarios más noveles de POCUS guiándoles en la adquisición de la clase adecuada de imágenes. Los principiantes pueden aprovechar las funciones de la IA para que les ayuden a reconocer las afecciones que suponen un peligro para la vida, ayudarles con la alineación de la sonda y obtener los pasos siguientes en la gestión de pacientes. El Dr. Rao cree que esta ayuda contribuirá a que los usuarios de POCUS tengan ganas de aprender más. La tecnología de la IA también puede hacer que el análisis del usuario de POCUS sea mucho más eficiente gracias a la comparación rápida de miles de exploraciones de registros de pacientes antiguos. El Dr. Rao describe esta innovación:

“No hay que tener demasiada experiencia para poder decir de qué fracción de eyección del corazón del paciente se trata. El componente de la IA puede comparar los bucles de imágenes y vídeo del paciente con miles o incluso cientos de miles de datos de otros pacientes para ayudarle a formarse una opinión”.

El Dr. Rao considera la optimización de las imágenes ecográficas como otra área en la que la IA puede desempeñar un papel importante. La tecnología de la IA puede garantizar los niveles adecuados de brillo u oscuridad de la imagen, además de ajustar el control de profundidad o indicar al usuario que se tiene que corregir la profundidad. Unas imágenes óptimas son esenciales para realizar el diagnóstico correcto y no perder ninguna información vital.

Pero incluso con todas esas mejoras controladas por la máquina, la unión de la IA con POCUS no acabará con la necesidad de profesionales médicos. Por ejemplo, como algunas afecciones son atípicas, puede no haber suficientes datos para que la IA identifique una afección rara. Para realizar los procedimientos de POCUS siempre se necesitará un médico con conocimientos de anatomía, patología y fisiología, y la IA depende de los usuarios del ecógrafo para generar los datos que utiliza. Y, por supuesto, la IA no puede sustituir a la conexión humana que necesitan todos los pacientes. Los pacientes siempre dependerán de la empatía y el entendimiento que esperan de sus proveedores de atención sanitaria.

El objetivo de los médicos debe ser adoptar la tecnología de la IA para proporcionar la mejor atención posible a sus pacientes. “Para lograr una integración aún mayor de las ecografías en nuestro sistema de prestación de atención médica se necesitan máquinas más inteligentes”, ha declarado Keith Dreyer, director científico de datos de Partners HealthCare. “En situaciones de urgencia, la eficiencia y rentabilidad de los ecógrafos portátiles les hacen preferibles a otras modalidades de diagnóstico por imagen”.

Compartir