Ecografía en el punto de atención en el monte Everest

February 11, 2019

La Dra. Luanne Freer, se siente cómoda con los desafíos.

La Dra. Freer, una experimentada doctora de urgencias que creció en la zona de Washington D.C., trabaja como directora médica en el parque nacional de Yellowstone a través de Medcor Inc. Si no está ocupada con su trabajo a tiempo completo o ejerciendo de voluntaria salvando vidas por el brote de ébola en Sierra Leona, es posible que la encuentres trabajando en el consultorio de urgencias que ha fundado, Everest Base Camp Medical Clinic (Everest ER).

Durante la temporada anual de escalada, que normalmente transcurre entre abril y mayo, la Dra. Freer colabora con médicos nepalíes y extranjeros. La tienda médica de campaña en el Campamento Base del monte Everest ofrece atención médica a escaladores, visitantes, sherpas y habitantes de la zona. Se financió con donaciones y el pago de una cuota mínima por parte de los escaladores.

Los especialistas en medicina de montaña aprenden a detectar distintas enfermedades asociadas al mal de altura, que pueden ir desde una cefalea hasta náuseas o edema pulmonar. Atienden todo tipo de casos, como huesos rotos o la congelación. La Dra. Freer incluso ha realizado extracciones de dientes infectados (con alicates normales) en habitantes de la zona que solicitan asistencia dental.

Para la Dra. Luanne Freer la oportunidad de salvar vidas mientras trabaja en un espacio reducido con poco material sanitario le ofrece la posibilidad de recurrir a su propio ingenio. Es habitual escucharla hablar de su estilo como una especie de "versión McGyver" de la medicina de urgencias.

En un principio, la Dra. Freer no tenía planeado llegar a dirigir un consultorio anual en la base del monte más alto (y letal) del mundo. En 2002, mientras ejercía de voluntaria en la ONG nepalí Himalayan Rescue Association (HRA), se percató de cuántas expediciones de escalada en Nepal carecían de personal médico experimentado que las acompañara.

Y lo que es peor, algunas expediciones que contaban con médicos o personal sanitario experimentado eran famosas por no atender a la población nepalí y rai que buscaban sus conocimientos y la experiencia médica.

 

Tal y como explicó la revista Oprah, "Freer, que contaba con los conocimientos necesarios por su trabajo en las Rocosas del Norte... estaba decidida a encontrar la forma de ofrecer una mejor asistencia médica tanto a escaladores como a los cientos de nepalíes que trabajan en el Everest".

La Dra. Freer volvió un año más tarde a Nepal para abrir Everest ER.

Durante la temporada de escalada de 2018, la Dra. Freer solicitó un ecógrafo iViz para el punto de atención a través del programa de préstamo temporal de un ecógrafo de SonoSite. Nos cuenta un caso de uso que tuvo lugar en aquel momento.

La temporada pasada contamos con dos médicos nepalíes, el Dr. Suvash Dawadi de Katmandú y el Dr. Subarna Adhikari de Pokhara. El Dr. Brenton Joseph Systermans de Australia era nuestro médico visitante.

Al atardecer, una noche a principios de la temporada, un equipo de escalada que se encontraba al final del campamento base del Everest nos comunicó por radio que un miembro de su equipo de filmación había manifestado dolor repentino intenso en el epigastrio.

Resultó sencillo transportar hasta allí el equipo SonoSite junto con nuestro "cajón desastre".

Encontramos al paciente obnubilado en la tienda. La comunicación con el paciente y sus compañeros resultó difícil debido a un problema con la traducción, así que utilizamos una mezcla de su lengua materna, el nepalí, y el inglés para intentar recopilar una especie de anamnesis.

Tras la reposición de líquidos por vía intravenosa, analgesia y fármacos gástricos, pudimos utilizar el ecógrafo SonoSite para obtener una ayuda diagnóstica a pie de tienda (en lugar de a pie de cama, ¡esto es POCUS de verdad!). Así pudimos descartar enfermedades importantes como el aneurisma aórtico abdominal, la úlcera péptica perforada o el cólico biliar como origen del dolor.

Tras la reanimación, reunimos a un equipo para transportar en la oscuridad al paciente en una camilla los 800 metros hasta nuestra clínica. Lo estuvimos observando y atendiendo durante toda la noche.

Afortunadamente, su estado mejoró y pudo caminar hasta el helipuerto a la mañana siguiente. El uso de POCUS nos dio seguridad en una situación difícil con recursos y comunicación escasos.

 

Los productos Fujifilm SonoSite se someten a pruebas para que funcionen en condiciones y entornos adversos. Sin embargo, algunas situaciones pueden ir más allá de los límites probados del equipo. Si tiene alguna pregunta sobre las capacidades del producto, póngase en contacto con el representante local de Fujifilm SonoSite. 

 

Más información sobre la durabilidad de la ecografía SonoSite 

En un principio, los ecógrafos SonoSite se destinaban a uso militar, por lo que la resistencia en el campo de batalla era indispensable. Por ese motivo, los dejamos caer, los horneamos, los sacudimos y los probamos en condiciones extremas. Estas son algunas de las cosas que nuestros equipos soportan.

Compartir