Divulgación de conocimientos esenciales en ecografía en Eritrea

August 17, 2020

El consultor en Urgencias Norbert Pfeufer, MBA, lleva años desarrollando y organizando talleres de ecografía para anestesistas en Eritrea, África. Esto ha proporcionado un apoyo a los médicos de la zona, quienes se enfrentan a numerosos retos a diario, incluidas las barreras del idioma y la falta de recursos. El Sr. Pfeufer nos lo explica:

“Eritrea es un país situado en el Cuerno de África, donde viven aproximadamente 6,3 millones de personas. Sus habitantes se agrupan en nueve naciones distintas, cada una con su propio idioma, y conforman un amplio abanico demográfico de etnias y religiones. Cuando esta numerosa población requiere cuidados intensivos, la atención se lleva a cabo en un único centro, el Hospital de Referencia Orota, ubicado en la capital, Asmara. Este hospital proporciona servicios médicos a pacientes de todo el país. Esa gran población unida a una clara falta de suministros, incluidos los suministros médicos fungibles y tecnología, ejerce una enorme presión sobre los limitados recursos de que dispone Eritrea”.

Se espera que la implementación de la ecografía como herramienta de diagnóstico aumente significativamente la calidad de la atención que se puede proporcionar a los pacientes en ese país. La organización de ayuda humanitaria Eritrean Hilfwerk Deutschland (EHD) recibió inicialmente formación en anestesia con fondos privados en el Asmara College of Health Sciences, tal y como nos explica el Sr. Pfeufer:

“En 2018, trabajé con la EHD para proporcionar cursos de ecografía introductorios para anestesistas en la universidad, ya que sabía por experiencia propia los beneficios que la ecografía puede aportar en ese entorno. Los fondos sufragaron la adquisición de un ecógrafo Sonosite M-Turbo, el mismo modelo que uso todos los días en situaciones de urgencia en mi clínica en Alemania, por lo que pude demostrar claramente todas las ventajas que puede aportar este instrumento”.

Tras el éxito de los cursos financiados por la EHD, el gobierno alemán ahora ha proporcionado cursos financiados con fondos públicos directamente para los médicos del Hospital de Referencia de Orota:

“Actualmente estamos llevando a cabo un curso de ecografía de varias semanas de duración. En él podemos enseñar a los médicos los beneficios de la ecografía, además de mostrarles de qué modos el M-Turbo es adecuado para un entorno tan concurrido, gracias a su robustez, movilidad y facilidad de uso. La clínica cuenta con 200 camas para una amplia gama de especialidades: medicina interna, pediatría, cirugía general, cirugía de traumatología, otorrinolaringología y ginecología, así como un departamento de urgencias y unidades de cuidados intensivos para niños y adultos. La naturaleza portátil y flexible del M-Turbo lo convierte en la herramienta ideal para este tipo de entornos, donde puede ser de gran utilidad para diversas afecciones”.

Tras el éxito de la demostración de los beneficios de la ecografía durante el curso, se le pidió al equipo que utilizara el Sonosite M-Turbo para dar apoyo a la unidad de cuidados intensivos del hospital. “Proporcionamos asistencia ecográfica para simplificar una punción tumoral en el cuello de un paciente en cuidados intensivos”, explica el Sr. Pfeufer. “También pudimos usar con éxito el dispositivo en una coniotomía de urgencia con anatomía atípica, lo que mostró la versatilidad y la necesidad del sistema en estos entornos acelerados”.

Desde que se inició el programa, el Sr. Pfeufer ha desarrollado junto a su equipo un plan de estudios completo, con varios cursos distintos, para formar a los médicos de Eritrea:

“Nuestros cursos han ido evolucionando y ahora cubren una gran variedad de temas más allá del material introductorio. Tratamos conceptos de física presentes en la tecnología de la ecografía, artefactos, aspectos básicos del hardware y la mediación de los protocolos de urgencia: FAST, E-FAST, FATE, RUSH. Los participantes también obtienen experiencia práctica, con sesiones diarias de formación realizadas en pequeños grupos utilizando los instrumentos tanto en voluntarios sanos como en pacientes.

Es una magnífica experiencia. Recientemente, nos centramos en los protocolos de urgencia, donde pudimos demostrar el uso de la ecografía en pacientes con neumotórax, taponamiento pericárdico, trombosis venosa profunda, válvulas cardíacas defectuosas, ascitis y cálculos biliares. A los participantes les resultó fascinante la visualización de imágenes clínicas y todos, hasta mis colegas, estaban muy interesados en usar la ecografía para detectar las diversas afecciones. ¡Estaban ansiosos por probarlo! Los cursos de seguimiento se centrarán en la ecografía abdominal, echo, nervios, pulmones y ginecología. Para ello, otros especialistas se desplazarán hasta Asmara. Es muy emocionante y esperamos continuar con este nivel de éxito en los próximos cursos”.
Compartir