Carta del Dr. Samuel Abelson

May 23, 2018

A continuación, una carta del Dr. Samuel Abelson, médico de urgencias que vive en Mineápolis.

Hace cuatro años, a través del Proyecto Medishare se empezó a formar al equipo del hospital Bernard Mevs en Puerto Príncipe en ecografía en el punto de atención. A través del programa SonoSite Global Health, hemos cedido varios equipos en préstamo con fines formativos.

En 2016, el proyecto Medishare consiguió adquirir un M-Turbo con descuento a través de SonoSite SoundCaringy traerlo a Haití. En la pasada primavera, conseguimos una vez más donar dos ecógrafos M-Turbo al personal de la UCI y UCI pediátrica del hospital Bernard Mevs y al servicio de obstetricia del centro de salud Marie Cherie en Marmont.

Este es un informe de mi último viaje a Haití, que realicé en primavera.

Resultados rápidos, efecto inmediato con POCUS

A veces, las cosas más sencillas pueden marcar una gran diferencia. Mi viaje de ayuda humanitaria al pueblo haitiano empezó en noviembre de 2010. En ese momento, no se disponía de médicos haitianos para dotar de personal al servicio de urgencias del hospital Bernard Mevs en Puerto Príncipe.

Hoy en día cuenta con médicos haitianos los 365 días del año sin interrupción.

En este último viaje a Haití, entregamos un equipo donado al hospital Bernard Mevs antes de acudir al centro de obstetricia en el interior.

Tres días más tarde, cuando regresamos a Puerto Príncipe, el médico de urgencias (que había adquirido las destrezas para el manejo del M-Turbo en una visita anterior) nos habló de un paciente de 29 años que llegó en esos días con una herida de arma de fuego en el abdomen. Le practicó un examen FAST, localizó líquido libre y el paciente pasó al quirófano en menos de una hora. El paciente ha sobrevivido, en gran parte, gracias al M-Turbo.

Ejemplos como este son los que me hacen volver a Haití para enseñar a utilizar la ecografía en el punto de atención.

Entusiasmo por equipos realmente funcionales

El proyecto Medishare se acercó a una clínica obstétrica en la zona rural de Haití para hacerle entrega del segundo M-Turbo. Nos preguntamos si estos médicos podrían aprender a usar la ecografía de una forma efectiva y así influir en la alta tasa de mortalidad infantil y materna.

¿Ha sido complicado enseñarlo en solo unos pocos días?

Inmediatamente comenzamos a enseñar ecografía en el punto de atención para fines obstétricos. Fue increíble ver su ilusión.

El agradecido personal dejó claro que, solo por disponer de un ecógrafo en este entorno rural, más mujeres vendrían a la clínica y más partos tendrían lugar en un entorno médico supervisado. En un país en el que la tasa de mortalidad en menores de un año es 10 veces mayor que en los EE. UU. y menos de 1/3 de los partos cuentan con asistencia médica, es evidente que existe una gran necesidad de esta tecnología.

Además de salvar vidas, es increíblemente gratificante ver la ilusión de los profesionales sanitarios haitianos mientras aprenden a usar POCUS. Son conscientes de que se les está formando en un equipamiento totalmente novedoso, prácticamente inexistente en la mayor parte de Haití. Mientras enseñamos, se puede sentir la ilusión en la sala. A menudo, el personal se queda incluso bien entrada la tarde, más allá de su turno, con la intención de aprender todo lo posible.

Los pacientes esperaban 5 o 6 horas en la clínica obstétrica para poder ver una ecografía de sus bebés.

A veces, es fácil perder de vista los profundos efectos que la buena atención médica puede proporcionar. Pero entonces es cuando ves el gran aprecio de la gente. Los efectos de los ecógrafos M-Turbo donados han sido inmediatos, profundos y de grandes consecuencias. Ya se han salvado muchas vidas, y se seguirán salvando muchas más. Esa es la razón por la que el proyecto Medishare se ha comprometido a seguir viajando a Haití dos veces al año.

Los programas Global Health y SoundCaring están teniendo un gran efecto en todo el mundo. En nombre del Proyecto Medishare y sus afiliados en Thomonde y Puerto Príncipe, les hacemos llegar nuestro más sincero agradecimiento por su apoyo a la atención médica en el mundo en desarrollo.

Mesi anpil ("Gracias" en criollo haitiano),

Dr. Sam Abelson

 

Compartir