Aprender a dominar el control del dolor guiado mediante ecografía en Zambia

December 17, 2019

Anestesistas consultores y en prácticas de Surrey (Inglaterra) viajaron a Lusaka (Zambia) con un sistema POCUS (ecógrafo en el punto de atención) para formar a colegas de Zambia en la anestesia regional guiada mediante ecografía. El Dr. Madankumar Narayanan describe los objetivos educativos de la visita y la entusiasta respuesta de los médicos de Zambia cuando el equipo mostraba las ventajas de las intervenciones guiadas mediante ecografía en los talleres de clase y con pacientes.

Respuesta a una necesidad de Zambia

Los anestesistas en prácticas del Reino Unido frecuentemente solicitan una beca de investigación "fuera del programa" en países en vías de desarrollo para ampliar su experiencia clínica y profesional. Uno de estos anestesistas visitó el University Teaching Hospital de Lusaka y vio las dificultades de tratar el dolor de los pacientes sin el uso de bloqueos nerviosos guiados mediante ecografía. A su vuelta, decidió buscar el apoyo de sus colegas del Reino Unido y organizó una visita de formación para enseñar a los anestesistas de Zambia a usar las ecografías para el acceso vascular y los bloqueos nerviosos. Tres consultores y un estudiante en prácticas se comprometieron con este proyecto y se pusieron en contacto con otros dos estudiantes en prácticas que ya estaban en Zambia.

Bien equipado para presentar las ecografías

El University Teaching Hospital de Lusaka es el hospital más grande y más avanzado de Zambia y era el lugar lógico para empezar a implementar la iniciativa de formación. Se planificó una visita de siete días: dos días de formación en aula, cuatro días de formación práctica en quirófano y un día de consolidación. El equipo del Reino Unido contaba con un ecógrafo en el punto de atención Fujifilm SonoSite portátil donado para realizar la formación y para que el hospital de Lusaka lo usara en el futuro.

Los anestesistas del University Teaching Hospital de Lusaka no conocían POCUS. Su proceso para elegir puntos de acceso vascular se basaba puramente en técnicas clínicas, y habían utilizado las ecografías en muy pocas ocasiones para evaluaciones de diagnóstico o para tratar el dolor. La mayoría de los anestesistas de quirófano nunca habían visto realizar bloqueos nerviosos. En Zambia, el acceso a la medicación para aliviar el dolor también es limitado. Los pacientes posoperatorios tenían que tolerar niveles de dolor importantes, que a menudo alargaban su estancia en el hospital.

Ofrecer formación

El equipo del Reino Unido llevó a cabo un taller preliminar para 20 anestesistas de toda Zambia, para el que proporcionó de antemano material de lectura completo. El taller se centraba en mostrar cómo utilizar la máquina, cómo sujetar las agujas, cómo realizar exploraciones y, sobretodo, cómo guiar el acceso vascular e identificar los nervios individuales. Se seleccionó a cuatro anestesistas de quirófano para el taller, a los que se les ofreció formación práctica en pacientes en quirófano. Inicialmente, esta formación se centraba en bloqueos nerviosos sencillos de poco riesgo, como femoral, fascia ilíaca, axilar y popliteal, para ayudarles a sentirse más seguros.

Respuesta de los médicos de Zambia

Lo bueno de los ecógrafos SonoSite es que son extremadamente intuitivos para los médicos que nunca han utilizado POCUS antes. Los sistemas pueden soportar un uso intensivo y golpes o impactos por caídas ocasionalmente, y son muy intuitivos, lo que motiva a seguir aprendiendo y a usar el ecógrafo. Las preselecciones también son muy útiles y esenciales; en pocos minutos, los anestesistas de Zambia sabían relacionar lo que veían en la ecografía con lo que ya sabían de anatomía. Sus conocimientos de anatomía les ayudaron a avanzar en el aprendizaje del uso de las ecografías para guiar la identificación de nervios y venas. Tras dos días de formación, los anestesistas locales estaban muy interesados en el desarrollo del uso de POCUS para el tratamiento del dolor, especialmente, en pacientes sometidos a cirugía traumatológica en las extremidades. Inmediatamente, vieron el enorme potencial que su uso podía tener en toda Zambia, y ya está previsto que los cuatro anestesistas que recibieron formación en quirófano enseñen a otros anestesistas del hospital.

El proyecto de Lusaka ha conseguido ampliar los conocimientos sobre POCUS para el tratamiento del dolor en Zambia. Los anestesistas de Zambia están entusiasmados con la idea de mejorar más sus habilidades. El equipo del Reino Unido tiene ganas de continuar ofreciendo apoyo a los hospitales de Lusaka y del resto del país, para en última instancia, mejorar la vida de las personas de Zambia que viven con dolor.

Compartir