Los bloqueos nerviosos ecoguiados disminuyen la necesidad de utilizar opiáceos.

Seis de cada diez muertes por sobredosis en EE. UU. se deben a un opiáceo. En los años 2000 y 2015, más de 500.000 han fallecido por sobredosis. Y cada día fallecen 91 estadounidenses por sobredosis de opiáceos. 

Enfrentarse a la peor crisis por consumo de drogas en la historia de los Estados Unidos

Esta epidemia ha sido calificada como la peor crisis por consumo de drogas en la historia de los Estados Unidos. De acuerdo con con los Centros estadounidenses para el Control de Enfermedades, desde 1999 se ha cuadruplicado el número de recetas de opiáceos en EE. UU.,si bien no se ha producido un cambio global de la cantidad de dolor que los estadounidenses refieren. El número de muertes por opiáceos de venta con receta—analgésicos como la oxicodona, la hidrocodona o la metadona— se ha multiplicado por más de 4 desde 1999.

Ahora sabemos que las sobredosis por opiáceos con receta son un factor determinante en el aumento de muertes de estos 15 años. El aumento de adicción a la heroína y las muertes por sobredosis llegaron poco después, cuando a los pacientes que se habían enganchado a los analgésicos opiáceos les resultaba imposible conseguir más recetas.

La actuación de un centro médico para reducir la epidemia de opiáceos

En el sistema sanitario del hospital St. Joseph de Patterson, Nueva Jersey, el Dr. Alexis LaPietra, director médico de manejo del dolor experimentó una disonancia que resulta familiar a los médicos de urgencia de todo el mundo.

"Yo estaba en la sala de urgencias reanimando a un paciente por una sobredosis de heroína u otro opiáceo y unas camas más allá estaban recetando opiáceos a pacientes que referían dolor", relata el Dr. LaPietra, que comprobó que a menudo las sobredosis por heroína comenzaban por una receta de un analgésico opiáceo en Urgencias.

Aunque el gobierno no ha atendido a tiempo esta epidemia, los hospitales y centros médicos han lanzado a título particular sus propias iniciativas para afrontar esta grave crisis sanitaria. Cuando se dieron cuenta de que la prescripción de opiáceos fomentaba la adicción, en St. Joseph decidieron reducir de forma drástica el número de recetas en su servicio de Urgencias, manteniendo al mismo tiempo un control excepcional del dolor de los pacientes.

Métodos sin opiáceos para luchar contra el dolor tanto en el servicio de Urgencias como fuera de él.

El complejo hospitalario St. Joseph alberga el segundo servicio de Urgencias más visitado de los EE. UU., con más de 175000 pacientes en el 2016. El servicio de urgencias del St. Joseph inició el programa ALTOSM (Alternativas a los Opiáceos) en enero del 2016.

En el programa se emplean fármacos no opiáceos selectivos, inyecciones en puntos reflexógenos, óxido nitroso, bloqueo nervioso ecoguiado e incluso la meditación para aliviar el dolor de los pacientes con lesiones agudas por fracturas de huesos o problemas persistentes como la jaqueca.

El Dr. LaPietra describe a una paciente, una anciana de 89 años con una fractura de cadera, a la que se le realizó un bloqueo nervioso ecoguiado cuando se inició el programa AltoSM .

"El dolor de fractura de cadera es muy intenso", comenta el Dr. LaPietra, "es muy molesto. No se pueden mover, no pueden respirar bien y en tan solo 5 o 10 minutos tras realizar el bloqueo nervioso (ecoguiado), no sentía ningún dolor".

¿Por qué utilizamos el ecógrafo para los bloqueos nerviosos?

"Es muy importante ser muy preciso, y este equipo nos ayuda en ello" explica Judy Padula, vice presidenta del Servicio de Atención Sanitaria y supervisora jefe de enfermería en el complejo hospitalario St. Joseph.

Los anestesistas realizan con frecuencia bloqueos nerviosos regionales, y cada vez más los médicos de urgencias están utilizando este procedimiento para dar alivio a los pacientes que sufren dolor agudo.

Cada paciente cuenta

El programa ha sido muy bien acogido por la comunidad atendida en St. Joseph.

"Hemos tenido a pacientes en rehabilitación que han venido a Urgencias [para tratar el dolor] porque no quieren volver a tomar opiáceos" dice el Dr. Mark Rosenberg, director de Urgencias en la Population Health Initiative de St. Joseph "Con el ecógrafo [...] hemos conseguido disminuir el coste de los cuidados, al mismo tiempo que ofrecemos un mejor servicio al paciente".

Más información sobre cómo mejorar la calidad de la atención

¿Le interesa aumentar la seguridad del paciente y eliminar posibles complicaciones? Con SonoSite Solution es fácil.  Haga click aquí para solicitar acceso a este valioso centro de recursos.