PRIMERA ECOGRAFÍA PARA CÓLICOS RENALES

La exposición a la radiación ionizante está creciendo

El cólico renal afecta a casi 1,2 millones de personas cada año y representa aproximadamente el 1 por ciento de los ingresos hospitalarios.1 El diagnóstico de cálculos renales en pacientes con cólico renal se suele realizar mediante tomografía computarizada (TAC) y, con menor frecuencia, mediante urografía intravenosa (UIV).2 Aunque la TAC y la UIV son pruebas de diagnóstico precisas que definen claramente el tamaño, forma y posición de los cálculos de ácido úrico, también presentan una serie de factores que disuaden de su uso,3 como los riesgos potenciales de exposición de los pacientes a dosis repetidas de radiación ionizante. De hecho, la Comisión Mixta emitió recientemente una alerta de evento centinela4 sobre los riesgos de la radiación en la obtención de imágenes para diagnóstico. Señala que, en los últimos 20 años, la exposición de los estadounidenses a la radiación ionizante casi se ha duplicado. Se indica que “…cualquier médico puede ordenar pruebas que impliquen exposición a radiación en cualquier frecuencia, sin saber cuándo se irradió al paciente por última vez o cuánta radiación recibió”.

Berrington de Gonzales, et al., combinaron modelos basados en riesgo con frecuencias de exploración para Estados Unidos en 2007 y estimaron que 29 000 futuros cánceres podrían estar relacionados con la TAC, con una mayor proporción que en las exploraciones de abdomen y pelvis.5 Los datos de Medicare de 2006 y 2009 muestran que la TAC se utiliza casi el 80 por ciento de las veces en el diagnóstico de cólico renal. Dado que el cólico renal es a menudo una afección recurrente, esto multiplica el riesgo relacionado con la radiación del paciente.

El uso de ultrasonido para reducir los riesgos

Entretanto, los resultados ecográficos en el punto de atención están disponibles inmediatamente y no exponen a los pacientes a radiación ionizante. En su alerta de evento centinela, una de las recomendaciones de la Comisión Mixta para reducir la exposición a la radiación ionizante es utilizar otras técnicas de obtención de imágenes, como ultrasonidos o IRM, “…cuando dichas pruebas produzcan la información diagnóstica necesaria con un nivel de calidad similar”. Diferentes estudios demuestran que los ultrasonidos proporcionan diagnósticos fiables y no invasivos de cólico renal en la mayoría de los casos.6,7

La Asociación Europea de Urología, en sus directrices sobre urolitiasis de 2011, aconseja que, para los pacientes con cálculos renales, se realicen procedimientos de obtención de imágenes tras el examen clínico. Su primera opción para la obtención de imágenes son los ultrasonidos: “Debería utilizarse la ecografía como procedimiento principal. Es segura (no hay riesgo de radiación), reproducible y representa un método asequible para la detección de cálculos urinarios”. La exploración mediante ultrasonidos puede identificar la presencia de cálculos en cálices, pelvis, unión pieloureteral y unión vesicoureteral, así como la dilatación del tracto urinario superior.8

Medicare permitió los cargos para el diagnóstico de cólico renal por tipo u obtención de imágenes, 2009 (solo servicios facturados por el portador)

      CT

      Ultrasonido

Ahorro de dinero para el sistema nacional de salud

• Reducciones estimadas en 2009 de los gastos de Medicare por la sustitución del diagnóstico mediante imágenes TAC y IRM por ultrasonidos (en millones)

      las lesiones del manguito de los rotadores

      Las lesiones de tobillo

Además de la eficacia clínica de la ecografía en el cólico renal, es significativamente menos costosa que la TAC. Un informe de KNG Health Consulting, LLC9, determinó que si se utilizaran los ultrasonidos en primer lugar en un algoritmo diagnóstico, el sistema nacional de salud y los pacientes registrarían un importante ahorro de costes. El análisis de los datos de Medicare de 2009 por parte de KNG muestra que si se hubiera sustituido la TAC por la ecografía en un 30 por ciento de los diagnósticos de cólico renal, el ahorro para Medicare habría sido de 21,6 millones de dólares. Si se hubiera sustituido el 70 por ciento de las veces, el ahorro habría alcanzado más de 50 millones de dólares. En resumen, los ultrasonidos no solo proporcionan un método de primera línea seguro y eficaz para muchos pacientes con cólicos renales, sino que son mucho más rentables para el paciente y el sistema de salud.

Referencias del informe

1Wolf JS. Nephrolithiasis: Acute renal colic. Medscape Reference, 2011. Available at:http://emedicine.medscape.com/article/437096-overview

2Renal colic is a condition that begins as pain in the kidney area or below and radiates through the flank until reaching the bladder. Renal colic pain tends to remain constant and may come in two varieties: dull or acute. Koenig L, Ruiz D, Cornejo A. Potential cost savings from the use of diagnostic ultrasound in the Medicare population. KNG Health Consulting LLC, 2011. Prepared for SonoSite, Inc.

3Wolf JS. Nephrolithiasis: Acute renal colic. Medscape Reference, 2011. http://emedicine.medscape.com/article/437096-overview

4The Joint Comission Sentinal Event Alert, issue 47, August 24, 2011.http://www.jointcommission.org/assets/1/18/SEA_471.PDF

5Berrington de Gonzales A, Mahesh M, Kim K, Bhargavan M, Lewis R, Mettler F, et al. Projected cancers risks from computed Tomographic scans performed in the United States in 2007.Arch Intern Med. 2009;169(22):2071-77.

6Erwin B, Carroll B, Sommer G. Renal Colic: The role of ultrasound in initial evaluation.Radiology. 1984;(152)147-50.

7Perven A, Ammar A. Role of ultrasound in evaluation of renal colic and assessment of risk factor for renal calculi.Gomal Journal of Medical Sciences, Jan. - June, 2007;5(1).

8Turk C, Knoll T, Petrik A, et. al.Guidelines on Urolithiasis, European Association of Urology, 2011.

9Renal colic is a condition that begins as pain in the kidney area or below and radiates through the flank until reaching the bladder. Renal colic pain tends to remain constant and may come in two varieties: dull or acute. Koenig L, Ruiz D, Cornejo A. Potential cost savings from the use of diagnostic ultrasound in the Medicare population. KNG Health Consulting LLC, 2011. Prepared for SonoSite, Inc.

Referencias adicionales seleccionadas

Katz SI, Saluja S, Brink JA, et al. Radiation dose associated with unenhanced ct for suspected renal colic: Impact of repetitive studies.Am J Roentgenol. 2006;186(4):1120-4.

Chauhan V, Eskin B, Allegra JR, Cochrane DG. Effect of season, age, and gender on renal colic incidence.Am J Emerg Med. 2004;22(7):560-3

Brenner DJ, Hall EJ. Computed tomography - An increasing source of radiation exposure.New Eng J Med. 2007;357:2277-84.