DE ESCÉPTICO A CREYENTE

Dr. Matusic

Conciencia creciente

Cuando el Dr. Matusic comenzó su labor profesional, el bloqueo y el neuroestimulador por sí solos se consideraban las mejores prácticas, y una tasa de éxito en el bloqueo del 85 % era la norma aceptada. “Yo usaba únicamente mis propios sentidos y el estimulador”, señala. “Incluso si tenía una tasa de error del 10-15 %, todavía lo estaba haciendo mejor que la mayoría”.

Sin embargo, cuando se convirtió en anestesista local en 2010 y comenzó a realizar exclusivamente bloqueos nerviosos ortopédicos en el Advanced Surgical Hospital, reconoció que incluso una de tasa de fracaso del 10 % era inaceptable. “No podemos permitirnos tantos errores de bloqueo aquí porque tenemos camas limitadas; no podemos permitirnos readmitir a pacientes por dolor posoperatorio”.

El Dr. Matusic se fijó en un conjunto de publicaciones que destacaban las ventajas de la guía ecográfica para la anestesia local. Cuando supo que su mentor, el Dr. Jacques Chelly, director de becas universitarias para la unidad de tratamiento del dolor ortopédico agudo del Medical Center de la Universidad de Pittsburgh, recomendaba la técnica, decidió aprender más sobre ella.

El valor de la visualización

El Dr. Matusic recibió formación sobre las habilidades necesarias en un curso de ultrasonidos para anestesia local (USRA) en 2010. Poco después, adquirió un sistema ecográfico SonoSite S-Nerve atraído por su movilidad. “El S-Nerve es increíble. Nunca debería haber dudado en usarlo”, señala. “¿Por qué conformarse cuando solo se produce algún fallo de bloqueo si es posible evitarlos por completo? Con la visualización directa se puede ver realmente por qué se produce el fallo. Por ejemplo, ahora coloco bloqueos nerviosos que serían imposibles en la mayoría de los casos sin guía ecográfica, como la aproximación por el canal aductor hasta el nervio safeno”.

Además, afirma, “la satisfacción de los pacientes ha mejorado enormemente. Estamos recibiendo pacientes derivados por especialistas, y los cirujanos me informan de que se trata de una estupenda herramienta de captación”.

Al igual que muchos que han pasado de ser escépticos a creyentes, el Dr. Matusic no duda en compartir sus experiencias. “No sé si la consulta sería igual de próspera sin la guía ecográfica”.

Ventajas en la atención al paciente

El Dr. Matusic indica que gracias a que los ultrasonidos le permiten guiar la aguja directamente al haz de nervios, ha podido observar las siguientes ventajas en la atención al paciente con su S-Nerve al realizar bloqueos nerviosos con guía ecográfica:

  • Reducción sustancial de fallos de bloqueo
  • Bloqueos mejores y más eficaces con una mejor respuesta del paciente
  • Menor anestesia necesaria
  • Menor dolor posoperatorio
  • Reducción de náuseas y vómitos posoperatorios
  • Aumento de la satisfacción del paciente (puntuaciones de Press Ganey entre el 90 y el 100 %)
  • Aumento de los pacientes derivados por especialistas asociados de otros hospitales
  • Reducción significativa de reingresos no planificados

Me sentía casi como un héroe

“Cuando estaba aprendiendo a hacer los bloqueos nerviosos con guía ecográfica, dudaba un poco de mis habilidades, especialmente con los pacientes más difíciles”, señala el Dr. Bryan Matusic. “Mientras trabajaba con un paciente que presentaba una circunferencia del cuello muy grande, volví a realizar un bloqueo tradicional sin ultrasonidos. El bloqueo falló”.

“Durante la recuperación, el paciente mostró dolores severos; 10 en una escala de 10. Con su permiso, realicé el bloqueo de nuevo utilizando el sistema SonoSite. Colocar la aguja en su sitio fue mucho más sencillo y después de la inyección el dolor se redujo de 10 a 0. El paciente estaba asombrado e increíblemente aliviado; y yo también, por supuesto”.