Menos CVC con catéteres intravenosos periféricos guiados por ecografía

"Estos datos son fundamentales para la medicina de urgencias y para el impacto global que puede tener en la seguridad de los pacientes y las reducciones de costes en el hospital".

Bon Ku, doctor en Medicina, MPP, Filadelfia (Pensilvania)

Alternativas viables al catéter venoso central de alto riesgo: La vía intravenosa periférica ecoguiada

Cada año se colocan más de cinco millones de catéteres venosos centrales en los hospitales de Estados Unidos, lo que lo convierte en uno de los procedimientos invasivos más comunes en el servicio de urgencias.1 La colocación de un CVC consiste en insertar un catéter de gran tamaño en uno de los principales vasos del paciente. A menudo se emplea en aquellos pacientes que presentan un acceso venoso pobre en el que los vasos no se pueden visualizar, lo que dificulta introducir una vía intravenosa sin realizar varios intentos. Debido al alto riesgo, los procedimientos con CVC presentan una tasa de complicaciones de entorno al 15 %, entre las que se encuentran infecciones en el torrente circulatorio por catéter o incluso la muerte.2

El Dr. Arthur Au, el Dr. Bon Ku y el Dr. J. Matthew Fields, médicos de urgencias, han desarrollado un estudio para comprobar si sería posible sustituir el catéter venoso central por una vía intravenosa periférica ecoguiada en aquellos pacientes que presentan dificultades en el acceso venoso.

“Las ecografías nos permiten ver las venas que son invisibles para el ojo humano. Nos permiten saber dónde hay que colocar un catéter intravenoso, de modo que podemos reducir el número de punciones y complicaciones", observa el Dr. Ku.

Los resultados de un estudio sobre la ecografía cambian la política de colocación de CVC en los hospitales

En el estudio participaron 100 pacientes y fue realizado con los ecógrafos M-Turbo® de Sonosite.

Los resultados demostraron que en 85 de cada 100 casos (85 %) los catéteres intravenosos periféricos guiados por ecografía eliminaron la necesidad de colocación de CVC en pacientes que presentan problemas de acceso intravenoso. Estos pacientes tampoco tuvieron complicaciones durante el período de seguimiento.3 Si se tiene en cuenta que la tasa de complicaciones es de aproximadamente el 15 % con los procedimientos de CVC, el uso de catéteres intravenosos periféricos guiados por ecografía podría disminuir esta tasa hasta un 2,25 %. Teniendo en cuenta que el coste de cada complicación por CVC está entre 15 000 y 50 000 USD, el mayor uso de los catéteres intravenosos periféricos guiados por ecografía pueden significar una mayor seguridad del paciente y una reducción significativa de los costes de la asistencia en el servicio de urgencias.

Gracias a los excelentes resultados obtenidos en este estudio, el Dr. Ku indicó que el hospital ha establecido como práctica estándar del servicio de urgencias que en los pacientes que presentan problemas de acceso intravenoso se intente realizar la colocación del catéter intravenoso periférico guiado por ecografía antes de realizar la inserción de un CVC.


1Feller-Klopman, D, "Ultrasound-Guided Internal Jugular Access", Chest, Julio de 2007: http://journal.publications.chestnet.org/article.aspx?articleid=1085229

2Feller-Klopman, D, "Ultrasound-Guided Internal Jugular Access", Chest, Julio de 2007: http://journal.publications.chestnet.org/article.aspx?articleid=1085229

3Au, A., et al. Decrease in central venous catheter placements due to use of ultrasound guidance for peripheral intravenous catheters. The American Journal of Emergency Medicine. Noviembre de 2012; 30(9): 1950-4.

Page Category: